Hijo de viticultores franceses residentes en Argelia, André Labaronne está fascinado por la conquista del desierto. Sin embargo, observa que los camiones cisterna que traen el agua de vuelta vacíos. Fue entonces cuando tuvo la revolucionaria idea de desarrollar un « tanque flexible » que, una vez vaciado, ocupaba menos espacio y facilitaba el transporte de otras mercancías. En 1957, presentó su primera patente (la primera de una larga serie) titulada « Dispositivo de equipamiento de vehículos para el transporte de diversas mercancías, líquidas o pesadas ».

Flash Info
Opération Mécénat 2020 : restons solidaires !
En 2020, Labaronne-Citaf se mobilise aux côtés de l'ONG Aquassistance dans la mise en place d'actions durables en termes d'eau, d'assainissement et de gestion des déchets.